lunes, 23 de diciembre de 2013

Navidad

La Navidad es esa época en la que pienso con alegría allá hacia finales de octubre y luego, cuanto más se acerca, más pereza y morriña me da. Faena a saco, atascos, colas...
En fin, disfrutadlas al máximo.




jueves, 28 de noviembre de 2013

Empoderamiento



La palabra “empoderamiento” representa la capacidad que cada uno de nosotros tiene de tomar las riendas de su vida, de sentir que está al mando.

Seguro que nunca imaginé que con 31 años estaría aquí. Así. Claro que no. Seguro que no imaginé que mi camino sería como está siendo. Seguro que no imaginé las trabas. Els pals a les rodes. Claro que no. Tampoco imaginé que tendría tanta capacidad para boicotearme a mí misma. Que mi cuerpo podría ser tan cabrón y mi mente tan tonta. Cómo iba nadie a imaginar eso.

Pero ahora, tanto si miro el camino recorrido como si miro el presente, sólo veo una cosa. Veo que, pese a todo, siempre me he levantado. Y me siento así, en pie. Arrastro agujeros que nunca podrán llenarse (Bruixes, no sabeu quant, quant, quant us trobo a faltar. Pin, em sento orfe, sempre seràs la meva paral·lela) y frustraciones que aún no he asumido. Pero siento que puedo ganar. Recuerdo cuando creía que no podría ganarle a este cuerpo.

Y cada mañana te despiertas y las notas. Las barras. La rigidez. Ese cuerpo al que no te acostumbras, que no te parece tuyo. Con el que te sientes más torpe y más fea. Con el que no quieres vivir. Ni arreglarlo para salir, o ir de boda. Cuando vestir tu propio cuerpo es todo un drama, y te hace sentirte tan inferior, deseando ser tan pequeña que nadie se fije en ti, que nadie te mire. Cuando evitas mirarte al espejo, y te vistes de espaldas, y sales de la ducha mirando al suelo, para evitar esa visión que odias y que te hace tanto daño.
Todavía espero el día en que este cuerpo vuelva a parecerme mío, y pueda volver a sentirme cómoda en él. Para poder amarlo lo suficiente para cuidarlo un poco, para poder mantenerle la mirada alguna vez. Incluso mi cara me parece la de otra, la mía se quedó en la antesala del quirófano. Sólo espero que si se encuentra algún día en un espejo no esté tan triste como yo.

Ya no me visto de espaldas al espejo y cuando me arreglo un poco hasta me miro y todo. Y, gracias a muchas personas que me han hecho ser consciente de las cosas que hago bien, puedo decir que me siento capaz en lo que hago.

Me enorgullezco de haber llegado a este punto. Aunque sé que le debo mucho a mucha gente. Gente que ni siquiera sabe que me ha ayudado. Gente que te ayuda a sacar la mierda que llevas dentro y la convierte en arte. Gente que te deja una nota en facebook sin llegar a saber cuánto significa para ti que haya pensado en ti en esos términos. Gente que te recuerda con cariño. Gente que te da la mano aún cuando no tiene muy claro para qué la necesitas. Gente a la que ves mucho menos de lo que querrías y aún así la sientes tan cerca que sabes que podrán curarte siempre. Gente que no sabe cuánto la quieres. Que ni siquiera se lo imagina. Porque no he avanzado en todo, y eso sigue siendo un punto débil.

Gracias a todos, a los que os dais por aludidos y a los que nunca llegaréis a saber lo que habéis hecho por mí en un momento de mi vida. O en todos. Y a los que ya lo sabéis de sobra, también gracias.
Y a los que no lo sabrán nunca pero te curan el alma cantando para ti (Ismael, te echo de menos. Macaco, vuelve pronto)







domingo, 3 de noviembre de 2013

El cubo

Esto va dedicado hoy a 7productions (Otu, Ty, Sinatxe, Wendi, LadyAguja y por supuesto, 7)

Día uno
Dos llamadas perdidas en mi móvil. Número: desconocido. Vaya, me ha pillado en clase, quien será.
Día dos
Tres llamadas perdidas en mi móvil. Número: desconocido. Joder, este que oportuno siempre en clase me pilla.
Día tres
Dos llamadas perdidas en mi móvil. Número: desconocido. Mira qué bien, hoy me pilla en la ducha la llamadita esta.
Día cuatro
Una llamada perdida en mi móvil. Número: desconocido. Esto ya es cachondeo no? De todas las horas que tiene el día no me puedes llamar cuando no esté ni en clase ni en la ducha.

Así durante un mes entero… Yo ya había perdido toda esperanza de saber quien cojones me llamaba día tras día con esa constancia y esa mala suerte horaria, hasta que…
en la ducha, suena el teléfono!!! Coño, hoy voy a saber quien eres, por mis narices que sí!! Salgo de la bañera en pelotas y chorreando, saco una pierna y estiro el brazo… descuelgo!!!!! Síiiiiiiiii!! Voy a saber quien es! En pelotas, chorreando agua y medio cuerpo dentro medio cuerpo fuera de la bañera, pero voy a saber quien eres.
-       Sí? Diga?
-       Hola, que tenemos su carro.
-       ¿?¿?¿? Qué carro?
-       Su carro, que lo hemos encontrado.
-       Ya, muy bien, yo no soy Manolo Escobar, de qué carro hablamos?
-       Pues de su carro, que lo encontramos y la llamamos para devolvérselo.
-       Pero…, que es, un carro de la compra, un carrito de bebé…????
-       No, no. Es un cubo, un cubo con ruedas.
-       ¿?¿?¿? Mmmm
A todo esto, yo sigo en mi pose malabarista con una pierna en la bañera y chorreando agua por todo el suelo.
-       Sí, su cubo, que lo perdió…
-       Ya, pero es que yo no tengo ningún cubo. Que es, un cubo de la basura?
-       Usted vive en la calle Provenza 202, no?
-       ¿?¿? No
-       Que sí, que en el cubo hay una pegatina que pone, Provenza 202, y encontramos su número de teléfono apuntado.
-       Se han llevado a casa un cubo de la basura de un restaurante que, probablemente, esté en Provenza 202, oiga. Se han subido a casa el cubo de la basura?
-       Claro, lo lavamos y lo tenemos aquí desde hace un mes intentando localizarla.
-       Y mi teléfono de dónde ha salido!?
-       Estaba apuntado en el cubo.
-       ¿?¿?¿? Bueno mire, el caso es que el cubo no es mío vale?
-       Pero ponía su número…
-       Me da igual, el cubo no es mío, yo no tengo ningún cubo, ala adéu.
-       Oiga, oiga espere!!
-       Qué??!!!
-       Y yo qué hago con el cubo?
-       Y yo qué sé!!! Ala, que vaya bien.

Cuelgo, flipando, y me vuelvo a meter a la ducha. Me quedo como en trance flipando de que mi número esté apuntado en un cubo de basura, y que un señor se lo haya llevado a su casa pensando que era mío y que me lo tenía que devolver…

Al cabo de unos días, me da por explicárselo a mi madre, en el metro. Íbamos las dos sentadas y le voy contando mi odisea en la ducha.
Llega un momento en la vida que no te queda más remedio que pensar que tu vida es el show de Truman y que hay cámaras grabándote.
Una abuela que estaba allí sentada a nuestro lado, se mete en la conversación:
-       Eso va a ser la mafia
-       Perdón??
-       Sí, la mafia, que te pide los datos, ten cuidado.
-       Y de dónde los sacan los datos??
-       Del cubo.
¿?¿? Dios mío, tenemos que hacer un cortrometaje sobre “El cubo”, que da mucho de sí
  


“El cubo 2: los orígenes” próximamente

martes, 24 de septiembre de 2013

Sólo era eso

Como siempre os cuento penas me parece justo también contaros las no penas.

El trabajar a 10 minutos de mi casa y el cambio de chip parecen haber obrado en positivo en la cuestión más física del dolor. Mañana empiezo de nuevo la natación, espero que para bien. Aunque al principio iré cansada, se supone que ha de ser también un punto de mejora.

Y el cambio de chip más la reducción de la parte más física del dolor hacen también que la parte emocional mejore en consecuencia. Está un poco a la expectativa, con cara de “no puede ser tan bueno”, pero lo cierto es que la ausencia de visitas al botiquín dicen que sí.

Empezar en un nuevo sitio es aterrador y estupendo, puede ser fantástico o catastrófico. Yo empiezo con el obstáculo de echar mucho de menos lo que dejo atrás y de creer en la gente con la que trabajaba, en su manera de ver la educación y, en general, la vida. Vengo del compañerismo y la comprensión, de la empatía y las risas, del trabajo en equipo con algunas personas maravillosas. Así que no vengo huyendo.

Pero pese a tener el listón tan alto me encuentro bien. Veo mi huequito ahí, muy cerca, alrededor de gente que cree en una escuela mejor, en una educación pública de calidad con ganas de sacar todo el potencial de los pequeños delincuentes. Los míos de momento sólo lloran. Es que oye, algunos tienen 2 años aún y nunca han estado con nadie que no sean los padres y los abuelos. Y aunque les saque mi mejor sonrisa, no dejo de ser una señora extraña rodeada de otros niños que también lloran. No puede ser bueno, deben pensar.

Por respirar, por confiar de nuevo y volver a creer. Por confiar, por respirar serena y saber esperar. Renacerás. Será un regalo de tu propia fe. Tu propia cuna la que has de mecer cantando en la alborada. Renacerás. Si no te empeñas en querer sufrir. Precioso tiempo tu vida ha de ser, preciosa perla rara.








Y nada.
Sólo era eso.
Bueno, pues, nada,
si tienes frío y tiempo 
me llamas. 
@serranoismael

martes, 17 de septiembre de 2013

Premio Best Blog

Pues nada, tal día como ayer esta humilde morada era objeto de un precioso regalo: el Best Blog, un premio que se otorga a blogs con menos de 200 seguidores para visibilizarlos y hacer entre todos que nos movamos más.
A mí me lo ha otorgado Núria, del blog La lágrima de Amaterasu, una puerta abierta a una cabecita llena de fantásticos posts. Os animo a que echéis un ojo si no lo habéis hecho ya.
Y como me parece una iniciativa fantástica, pues aquí va la cadena sin freno.
¿Qué hay que hacer una vez recibido el premio?
Pues seguir estos sencillos pasos.
  •  Agradecer el premio a quien te lo ha otorgado mencionándolo y seguir su blog si no lo hacías ya con anterioridad.
  • Responder a las 11 preguntas que te han formulado posteándolas en el blog.
  • Visitar los otros blogs que han sido premiados a la vez que el tuyo.
  • Otorgar tú el premio a 11 blogs que como el tuyo, tengan menos de 200 seguidores.
  • Informar a los blogs del premio que les has concedido.
  •  Asimismo, formular tú también 11 preguntas que deberán contestar tus premiados.
  • Y por último, evitar mandar el premio al blog que te lo ha concedido a ti para que la cadena no se rompa

 Ahora que ya sabéis cómo funciona, ahí van las 11 respuestas.
1.       ¿Qué te hizo ponerle a tu blog el nombre que tiene?
Se lo puse por lo que siento que es realmente el dolor crónico: una lucha que no se termine, aunque aprendas a vivir con ella.
2.      ¿Qué te animó a crear tu blog?
La idea de querer despedirme de quien un día fui y ya no podré volver a ser. Necesitaba compartir todo lo que me estaba haciendo daño y sentir, de alguna forma, que podría llegar a otros en su lucha diaria.
3.      ¿Qué tipo de blogs sigues?
De cocina, de amigos/as, de manualidades…
4.      ¿Tus hobbies?
Me gusta leer, cualquier concierto (si es barato mejor :P), hago manualidades cuando tengo tiempo y me engancho a cualquier serie con un mínimo de calidad (y a las malas a veces también jajaja)
5.      Si pudieras viajar donde quisieras, ¿dónde sería?
Puffff, qué pregunta. Me encantaría ir al pasado, pero no es posible :P
6.      Olor favorito.
El de casa de mis padres. Cada casa huele de una manera distinta, y ahora que ya no vivo allí lo percibo cuando voy y me encanta. Es como “volver” a casa en un sentido más que físico.
7.      Un libro.
Sólo uno? Jo. Terry Pratchett vale como libro?
8.     ¿Serie favorita?
Jo también sólo una? No, no puedo. Va, True Blood.
9.      Lo que más te gusta de ti es…
Creo que esta es la pregunta más difícil de contestar. No sabría decir. Si hablamos de físicamente, los ojos. Si hablamos de no físicamente tendría que pensar mucho rato.
10.  Idioma que te gustaría saber hablar.
Inglés, pero de verdad, no como el de Anita.
11.   ¿A quién le dedicas el premio?
Pues a todo aquél que en un momento u otro me ha leído y se ha sabido poner en mi piel. Todo el que en algún momento se haya emocionado. Todo el que se haya sentido identificado de alguna manera. Todo el que haya querido dejar constancia de su presencia con un comentario. Y a Blanca, que me empujó a despedirme de mi antiguo yo de una vez por todas. Aunque no tengo claro del todo que lo hayamos conseguido, creo que cada vez estoy más cerca.

Y bueno, vamos con los premios, no sé si llegaré a 11 y no puedo poner a Nuria, así que vamos con ellos.
1.       Reencontrándome 
3.      La cuaderna del suroeste 
4.      Bisionarios 
5.      TheScottish Girl Shop 
6.      Microbio 
7.      Desde la Nieve 
9.      Imprudencia temeraria 
11.   Cocina con Nieves  Este tiene más de 200 seguidores, pero es que es para chuparse los dedos.

Es posible que me haya dejado a alguien por el camino, si es así, lo siento, echadme la bronca y añado un 12 en un abrir y cerrar de ojos :P

Os animo a echar un vistazo a cada ventanita a las cabezas de los autores. Y por supuesto, los afortunados, aquí tenéis vuestras 11 preguntas.

  1. ¿Qué te hizo ponerle a tu blog el nombre que tiene?
  2. ¿Qué te animó a crear tu blog?
  3. ¿Qué tipo de blogs sigues?
  4. ¿Tus hobbies?
  5. Si pudieras viajar donde quisieras, ¿dónde sería?
  6. Olor favorito.
  7. Un libro.
  8. ¿Serie favorita?
  9. Una peli.
  10. ¿Qué querrías haber sido? (Por ejemplo yo querría haber sido Angelina Jolie, y mírame. No, en serio. Profesión. Vocación, más bien)
  11. ¿A quién le dedicas el premio?


Y eso es todo amigos. De nuevo gracias a Nuria por su reconocimiento. Portaos fatal y disfrutadlo.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Love


Love, love, love
Is the only way
Is the only way
'Cause for the world you are someone
But for someone you're the world
Love, love, love
Is the only way
Para unos el amor es despertar
Una vacuna sin comerciar
Un baile de dos que va a compas
Si la suma es buena da 3 o mas
Otros con el amor calculan interés
Y si lo rompen calculan otra vez
Oye, dime
En que lado quieres estar
Para unos el amor es caminar
Es un espejo donde mirar
Una protesta del corazón
Si no lo escuchas es respondon
Otros con el amor juegan a amarrar
Y entre los dedos se les suele escapar
Oye, dime
En que lado quieres estar
Viene, va, when love is coming
Dreaming of some loving to love
Viene, va, va, when love is coming
Dreaming of some loving to love
Viene va, viene, va, when love is coming
Dreaming of some loving to loveLove, love, love
Is the only way
Is the only way
'Cause for the world you are someone
But for someone you're the world
Love, love, love
Is the only way
Is the only way
'Cause for the world you are someone
But for someone you're the world

P3. 26 minidelincuentes (algunos aún no han cumplido los 3 años) me van a dar guerra este curso. O yo a ellos, ya veremos.

De momento he notado un montón dos cosas:

1. Que ahorrarme una hora de ida y una de vuelta del cole a casa y de casa al cole me sienta MUY bien.

2.    Que echo MUCHO de menos a algunas personitas del Sagrer cuyo vacío va a ser imposible de llenar. Con las familias de los dos grupos de peques y con los propios peques establecí un contacto muy cercano. Y con las locas de mis compañeras… pues qué os voy a decir, es difícil encontrar gente así por el mundo, así que las echo MUCHO de menos. Y menos mal que este año no tengo paralela, porque tenía un listón imposible de alcanzar de mi última paralela. (Es que Pin y Pon sufren la distancia)

Pero bueno, puertas que se cierran, puertas que se abren… Y mientras tanto, mono terrible de Ismael (vuelve pronto, me pongo insoportable tantos meses sin ti) y carga de energía con Macaco y el encantador Miki Ramírez. De verdad que cada concierto es como un chute de energía positiva, un regalo de gafas de color de rosa. Y después de dos horas de concierto, la santa paciencia de posar para una foto tras otra. Menos mal que somos civilizados, que podríamos haberos secuestrado :P

Así, que vamos a hacerle caso:

LOVE IN VIC



MACACO


MIKI


TIRTHA

Y por si os habíais olvidado... COMPRAD EL DISCO!




Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 29 de agosto de 2013

RECOGER LA TOALLA


Llevo un tiempo atrapada en un pozo extraño. Un pozo que llamé mi casa por fuerza de costumbre. Porque la alternativa era cortarme las venas o salir, y no tenía fuerzas para lo segundo, ni ganas de lo primero.

Así que le puse unas cortinas y un par de cuadros, y me dije: oye, pues no está mal. Aquí estoy, será porque aquí debo estar. Y me acomodé y me repetí día tras día que era donde debía estar, pese a que el reflejo del espejo me devolvía unos ojos tristes contradiciéndose con la sonrisa de más abajo. Como no tenía voz con la que gritar (¿os acordáis?) me dibujé esa sonrisa para quedarme en mi pozo, ignorando la oscuridad que iba nublando los ojos tristes que pedían atención.

He destrozado muchas veces el pozo. He roto los cuadros y arrancado las cortinas cada vez que me he despertado gritando, preguntándome qué hago aquí. Pero siempre he vuelto a pintar la sonrisa y a recomponer las cortinas. Estoy bien. Dejadme en paz.

Muchas veces alguien ha preguntado desde arriba si quería salir. Muchas veces he dicho que sí y no he podido. Cada vez era más duro destrozar y recomponer el pozo, así que dejé de decir que sí. Igual que sabes que mañana saldrá el sol por el este y no por el oeste, yo sabía que no debía creer que podía decir que sí. Shhh, deja en paz mi pozo, que ya he comprado hasta un florero!

Pero hoy, con la sonrisa recién pintada de hace tan sólo unos días, he dejado de mirarla y he vuelto a ver los ojos. Demasiado tiempo mirando más abajo a un espejismo. Casi se habían ido. Y mirándolos he comprendido que no se pueden desempañar en el pozo. Y que me merezco algo más. Al menos, se lo debo a quien un día estuvo detrás de estos ojos que habían tirado la toalla.


Puede que me encontréis mañana reconstruyendo el pozo. O puede que me encontréis bajo el sol con la toalla en la mano.

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 19 de agosto de 2013

Mecenas


Mr.Kilombo se prepara para la aventura de sacar adelante su tercer disco de estudio. Échale una mano y asegúrate una contrapartida chachi. 
PROYECTO


viernes, 2 de agosto de 2013

Verano

Llega el verano, las vacaciones, qué guay! Esto es a principios de Julio, y pese a la incertidumbre del destino del curso próximo, las vacaciones son vacaciones, y oye, se las espera con gusto.

He de decir que no he podido tener más suerte en cuanto a destino y me han asignado una escuela al lado de mi casa, la primera que puse en la lista. Gracias Departament, mi salud le agradece infinitamente la posibilidad de trabajar cerca de casa.

Pero oye, que no todo va a ser jauja. Me levanté un buen día a mediados de julio que no me pude ni vestir. Un pinchazo en mitad de la espalda que tuvieron que venir mis padres a por mí a casa, a ayudarme a ducharme y vestirme e irme al fisio. 2 horas de tortura literal no sirvieron de nada. Yo me asusté hasta de la cara del hombre, porque era en plan: ¿qué coño te pasa después de todo lo que te he hecho (tortura pura) y no ha mejorado nada?

Así que me fui a Vall d’Hebrón donde después de 5 horas y una radiografía, me atendió una amable doctora que con mi historial y la radiografía que aquí abajo os muestro puesta en la pantalla de su pc me preguntaba si yo alguna vez había sufrido de la espalda. La tía no se estaba enterando de que yo tengo una escoliosis operada. Ve esa radiografía que estáis viendo ahí abajo, tiene mi historial delante, y me pregunta que si me había dolido la espalda alguna vez! Sí señorita, una vez que me picó un mosquito, no te jode. Me manda para casa con “reposos y un antiinflamatorio cada 8 horas”. Tócate las pelotas.


Le hago caso, pero a los dos días, como yo soy muy así, pues me voy de camping, que es lo que tenía programado. Mi buen amigo el camello/enfermero me trae drogas y enseña a Jordi a pincharme el antiinflamatorio para que pueda sobrevivir, y mi otro amigo camello me trae otro cargamento de ampollas de antiinflamatorio para llevar al camping. También tengo otra amiga camella que me facilitó jeringas y agujas. Menos mal, cada uno de ellos me podría haber hecho un mejor diagnóstico que la pánfila de Vall d’Hebrón.

Así que me voy al camping y medio sobrevivo gracias a que Jordi, mi cuñado y mi hermana tienen más paciencia que un santo (y los dos camellos también). Aunque sucumbo y me vengo 2 días antes de lo previsto, ante la incapacidad de levantarme sin destrozarme los dientes por no gritar.

Después de unos días de reposo, entre medias, una cena maravillosa en una compañía inmejorable. Idílico. Uno de mis alumnos de este año, su madre (también compañera), su padre, su hermano, su prima, la piscina, la cabañita, la montaña, el fresquito, la cenita, el vinito… Ring Ring! –Hola Noelia soy el vecino, es que cae agua a cascadas de tu balcón y hasta ha colapsado el ascensor de la comunidad. Estáis muy lejos?

Ejem. Pues nada. Llegamos allí, mi suegri y mi otro cuñado sacando agua con cubos y fregonas, todo chorreando y oh dios mío! Después de todo el desastre, aún tengo que dar gracias de que la Sunna estuviera con mi hermana, porque lo normal es que hubiera estado sola en casa aterrorizada ante tal panorama. 

Y qué tengo ahora? Parket bufado, muebles bufados por abajo, zócalos destrozados, marcos de puertas… y una calcificadora que fue la que petó, que vale 600€ arreglarla. Y paciencia, tengo paciencia, porque un día vino el fontanero, otro el parketista, otro tendrá que venir el carpintero, otro día el perito, y en realidad, como tengo un seguro chustero no sé qué me van a cubrir. O sea que de paciencia me he cargado que te cagas.

Pero bueno, os acordáis que estaba en  una fase terrible con mi espalda de la que no me había recuperado? Pues tras seguir trampeando con la automedicación, hoy he ido al fisio, porque tenía cita. Que nada, que tengo fibrosis muscular en una contractura en la dorsal, pegada a las barras. Y otras dos fibrosis en los glúteos. Hoy he llorado como nunca. El fisio ha puesto música para que no se oyeran los gritos en la calle. Me ha puesto ventosas. Acupuntura. Y unas agujas raras, que las metía y las retorcía que yo quería morirme, llorando a lágrimas con mocos y todo. Me ha dado pañuelos para que fuera limpiando, lágrimas y mocos. Y oye, que yo tengo mucha tolerancia al dolor y encima me daba vergüenza estar así. Y que la próxima sesión ya veremos si hay que hacer de nuevo tortura. Y que ahora estaré 2 días baldada, como si me hubiera atropellado un camión. Cómo mola el verano.

Pero eh, entre medias también hemos celebrado los 30 añazos de mi niña, que vale un tesoro, y que encargué a The Scottish Girl que le mandara una sorpresita a casa y ha sido todo un éxito, el regalito, y la fiesta que hicimos (yo poca, ya sabéis, que estoy en modo carca).

Y una visita Setonil con regalito incluído y Sunna que ya no cree que vaya a comérsela.


Conclusión: qué ilusión más grande me hace que me haya tocado un cole cerca de casa. Espero que la gente sea maja, con que sea la mitad de maja que las petardas que salen enviándome un beso en mi bolsa de la playa, ya seré feliz.

Dame tu voto en HispaBloggers!

domingo, 28 de julio de 2013

CARLA y HUECCO

Voy a compartir con vosotros esto de @Huecco (Facebook

Porque me ha hecho empezar el domingo a lágrima viva. Y porque nunca entenderé porqué tanto hijo de puta haciendo el mal está por ahí suelto. 

HASTA SIEMPRE, CARLA... 

Aún recuerdo su cara cuando vino a pedir ayuda al camerino en un concierto de Albacete: 

"¿En qué te podemos ayudar?" -pregunté. 
"Somos una Asociación un poco extraoficial, salvamos mujeres, nos llaman de emergencia amenazadas de muerte por sus novios o ex-maridos, cojo un coche, me pago la gasolina, las recojo en la otra punta de España y las cambiamos de ciudad para que empiecen una vida nueva. A veces llegamos a tiempo, otras no. Hay gente que critica nuestro método pero el resultado son mujeres vivas" -Me dijo contundentemente.

Carla tenía esa luz en la mirada que sólo tiene la gente auténtica, era una luchadora con halo. 

"Qué harías si pudieras pedir un deseo para tu fundación?" -le dije. 
"Me gustaría tener una furgoneta de 9 plazas para poder transportar más mujeres amenazadas, en mi coche no cabemos y está muy viejo"-me respondió. 

Y le donamos una furgoneta que elegí personalmente en un km 0 de la carretera de Toledo. Esto no tiene ningún mérito. Yo pongo un instrumento que en sí mismo es inútil si ella no pone la batalla, el trabajo, la furia devorando kms en pos de poder salvar una vida más en cualquier punto de España cuando sonaba su teléfono. 
Esa era Carla a sus 33 años. Qué manera de guerrear en positivo... Uno de los días más felices de toda mi vida fue cuando me escribió un email al año siguiente narrándonos las vidas que había salvado esa furgoneta (ya ves, las que había salvado ella más bien), los hijos que se habían mareado y vomitado en ella, las lágrimas vertidas en los asientos y mil historias, dramas de mujeres huidas amenazadas que sólo quieren empezar de nuevo en otro lugar y recuperar la esperanza de vivir y la autoestima arrasada. Carla conducía la furgo y dirigía la Asociación La Mujer es Una Diosa, de la que luego me hicieron padrino y socio de honor. El honor ha sido mío de que la vida me cruce con gente como ella, su hijo y todas esas mujeres de la Asociación, cada cual con una historia increíble detrás y con quienes tuve el privilegio de cruzar impresiones en varias ocasiones y tomar té en su casa. "Se acabaron las lágrimas" era su himno. 
Cada Navidad le enviábamos a Carla desde la Fundación Dame Vida una caja de embutidos con un jamón porque todas esas mujeres (más de 30 repartidas en diferentes casas de acogida) celebraban la Navidad con legumbres y botes de comida que les donaban algunos supermercados. A mí se me caía el alma a los pies de ver cómo no tenían un chorizo, fuet, jamón o queso en una fecha tan señalada, al menos en Nochebuena, así que me iba al Macro, cargaba un carro, hacíamos las cestas en la Fundación y las enviábamos, la última hace tan sólo 7 meses, lo recuerdo con una ilusión tremenda. 

Carla siempre nos lo agradecía. Era la líder de un proyecto, superó a un marido que la amenazó de muerte, un cáncer y además crió un hijo, más todo lo que hizo por todas las mujeres. Por fin encontró a un nuevo hombre en Galicia, quizá su media naranja... cómo es la vida. 

Ella iba a darle la sorpresa a él, nos cuentan... Pero el tren de Santiago descarriló. Carla y su hijo de 13 años (aún recuerdo su sonrisa) ya no nos acompañan... Estaban en la lista de los 78 fallecidos. 
Lo que hiciste por decenas de mujeres jamás lo olvidaremos ni lo olvidarán. Lo que luchaste por ellas, por conseguir fondos, por hacer el mercado de artesanía... 
Parece increíble cómo la vida a veces se ceba con la gente que lo da todo y perdona a los que hacen el mal, roban y matan. En esta foto me invitaste a un té en vuestra casa de acogida en Levante. Y así te recordaré siempre, porque para mí sigues con nosotros, siempre conduciendo tu furgoneta verde, transformando los palos de la vida en energía positiva y sonrisas, en nuevos retos. Gracias por estos maravillosos años, Carla. 

Muchas muchas gracias. Desde aquí, invito a toda la gente a vivir cada momento como si el mundo se acabara en 2 horas, a exprimir los ratos, a devorar los instantes, a intentar ser felices, a querer a los queridos y a abrazar a vuestros padres, hijos, hermanos y amigos. La vida es un charco al sol...

http://lamujeresunadiosa.blogspot.com.es/


  Dame tu voto en HispaBloggers!

domingo, 14 de julio de 2013

Dejar la medicación

En teoría, tras la operación, se acababan las “drogas”. Fuera medicación. Fuera las 7 pastillas diarias fijas (depende del día, había que añadir alguna más).

Y bueno, al volver a la “vida normal” pues una dice: que no, que ya no me medico. Y oye, qué bien sienta, eh. Lo que pasa es que lo de “vida normal” es un engaño, porque tú te tienes que hacer tu propia normalidad, que quiere decir: ¿Vas a un concierto? ¿De finde? ¿A una boda? ¿De despedida? ¿Sales de copas? ¿Vas a hacer algo que no sea trabajar, descansar y comer? Medícate una hora antes si quieres hacer algo más que acordarte de tu cirujano y no disfrutar más que de un dolor sordo y constante.

Así que podemos decir que NO hemos dejado atrás la medicación. Pero, por lo menos, ya no pareces una yonki, buscando en el bolso aterrada por si te has dejado el pastillero. No está mal.

El 7 de julio hizo 4 años. ¿Y qué tienes ahora? Pues tienes que reconocer que desde Navidad, para poder ir a currar como todo hijo de vecino, ya te tenías que empastillar nada más levantarte a las 6 de la mañana. Y enchufarte otra a medio día si querías acabar el día con los niños. Y apretar los dientes para no meterte otra por la noche y renunciar a dormir bien porque NO QUIERES estar tomando las mismas putas pastillas que antes de operarte. Pero desde Navidad tu convicción y tu orgullo se han ido viniendo abajo, y acabaste el curso con las 7 pastillitas diarias. ¿Qué bien, no? Fantástico.

¿Y ahora? Pues nada, como las vacaciones siempre sientan bien, aunque eches de menos muchas cosas y la incertidumbre por el futuro te corroa, pues vuelves a apretar los dientes, y a decir: ya no me medico. Porque oye, es verdad. Las has vuelto a aparcar “sólo” para ocasiones especiales (o sea, todo lo que no sea ir a la playa y tirarte a ver alguna serie o leer).


¿Y en septiembre? Bueno, depende de si te mandan a Cuenca o si tienes la suerte (cruzad los dedos por mí) de que te toque un cole cerquita de casa. Si te toca lejos, pues ya sabes: 7 al día de nuevo, total, ya no te queda fuerza para negarte a ello. Si te toca cerca, pues habrá que apretar los dientes y probar a ver cuánto tiempo puedes seguir diciendo: ya no me medico.


Dame tu voto en HispaBloggers!